martes, febrero 05, 2013

El silencio del saurio

Recostado sobre el lomo de un saurio, el sol besa de manera tangencial mi cabeza. Ni los años que he vivido, ni los que restan hasta mi muerte, alcanzan para separar la realidad de lo que imagino –La imaginación es sólo la vida en gerundio- responde mi compañero. La mirada viaja entre paisajes y delirio. Siento el resoplido del saurio que me acompaña (Respiración entrecortada, a veces al compás de la mía) El sol desciende lentamente tras las aguas del Pacífico, y la brisa fría de la noche se prepara. Ahí es cuando tomo entre mis brazos al celador de mis días y le pido que revele su secreto.
Sueñas tranquilo junto a mis suplicas, y yo al final exhausto, me duermo contigo.

9 comentarios:

Laura dijo...

Qué grata sensanción me ha producido la última frase. Dormirse exhausto en los brazos de alguien cuando al final del día, o de la vida, no hay mejor lugar donde caer rendido.

Ferragus dijo...

Grato es leerte, Laura. Tienes toda la razón; a pesar del silencio del saurio, tienes razón.
Un saludo.

Marcelo dijo...

La imaginación es sólo la vida en gerundio es MUY BUENO!

Ferragus dijo...

Gracias por recorrer esas líneas, Marcelo; la visita a esta, tu casa, alegró al saurio (según sus propias palabras)

Marcelo dijo...

Pues avisale que volveré más a menudo!

Diego dijo...

la imaginación, pienso, es muy necesaria. Pero cuando solo vivimos de ella existe un desfase tan gordo que todo nos defrauda.

Pero, sí, viva la imaginaciñón!

Ferragus dijo...

Estoy perdido en tu comentario. Tiene aromas de acertijo. Pero ¿existe algo en nosotros que no hayamos primero imaginado? –Me pregunto- Opto por mirar e imaginar aquello que se desfasa con respecto a la imaginación, y concordar con tu mirada.

Anónimo dijo...

....no se existe ya a partir del pensamiento, a través de la imaginación...cuando piensas en algo, cuando le das forma en tu cabeza no comienza a nacer? cuando comienza la vida de un Puente, cuando se puso la primera piedra o cuando el arquitecto dibujó los primeros trazos en su cabeza???

Ferragus, termina de darle vida al Saurio...escribe su historia...y hazlo eterno...

Ferragus dijo...

…quizá un día se digne a hablar; por el momento no hace otra cosa que tomar este extraño sol de otoño.
Gracias por tus palabras, estimado Anónimo.