jueves, junio 05, 2008

El libro y usted

Cuál es el método que usted utiliza para elegir un libro.
Existe una gran variedad de prensa escrita y electrónica que nos pueden dar una mano a la hora de escoger un libro. Esto incluye también a los programas televisados, en los cuales se aborda la cuestión literaria a través de autores consagrados o emergentes. Claro que aquí el concepto es un poco más amplio el cual nos permite conocer la psicología del invitado, al individuo que se pregunta, se contradice o reinterpreta el estado de una humanidad que ha transitado por un devenir hecho historia hasta él.
Otro método utilizado es cuando alguien que forma parte de nuestro circulo cercano, ya sea en la oficina o en un grupo de amigos, nos recomienda cierto titulo que a esta persona le parece interesante. El conocimiento que tenga usted de ésta persona obviamente le ayudará a decidir sobre la recomendación.
El caso de las “Ferias de libros” ya sean estas nacionales o internacionales; donde se reúnen escritores y editoriales, me generan cierta sospecha. No obstante, reconozco que en aquellas se puede encontrar un titulo seleccionado previamente.
Existe aún otro método el cual pienso que es más interesante. Se trata de las referencias que existirían al interior de una obra la cual estamos leyendo. En el transcurso de ésta, van apareciendo ciertos hilos que nos llevan a enfrentar a otros autores y sus obras. Quizá, no es la primera vez que sabemos de ellos y esto funcionaría como una especie recomendación inconsciente, que inexorablemente, nos lleva a la búsqueda de aquel otro autor; azaroso ¿Cierto?

6 comentarios:

B&R dijo...

El lector como sujeto activo. Pero que pasa cuando parece que el libro es en realidad el que le ha elegido a uno. Eso sí que es azaroso estimado Sr. Ferragus. En este último supuesto nos convertimos en "recomendador" de buena fe que espera que que la lectura del libro sea tan vivida como la experimentamos nosotros mismos.
Saludos. (creo que es la primera vez que "te comento").

Ferragus dijo...

Buen punto estimado, b&r; por alguna mezquina razón no lo consideré. Aquel supuesto es un guiño que nos llega de un escaparate e inclusive entre un montón de ellos, sólo que éste último pareciera, nos vio primero.
Y sí, creo que es primera visita. Me tomaré la libertad de visitarte. Un saludo.

Anab dijo...

Yo soy muy de perderme en las librerías, sobre todo en las que me dejan margen de maniobrabilidad, y tocarlos, mirarlos, abrirlos, leer pequeños fragmentos, como si le estuviera dando bocaditos a la comida, a modo de prueba. Después de las pequeñas catas, decido si lo compro o no.
No acepto consejos de periódicos o revistas, porque tengo la sensación de que son interesados a la hora de prestarlos. Sí los de los amigos, los de los blogs, porque son lectores de verdad, y lo que hacen es transmitirte un interés sincero en la obra que te recomiendan.
Saludos

Ferragus dijo...

Sí, las librerías provocan esa sensación de fuerte expectativa: Sus títulos, los autores, sobretodo las reediciones; el aroma que despenden sus hojas, el murmullo del entorno.
Si tengo la oportunidad de visitar España, ten la seguridad estimada Anab, que gran parte del itinerario estará dedicado a recorrer alguna de sus librerías; y quizá vea con los ojos de b&r y tuyos, esas cubiertas conteniendo sus títulos.

Mí cariño, Anab.

Cecilia Alameda dijo...

Lo bueno que tienen las ferias es que concurren a ellas editores pequeños y librerías especializadas y te permiten conocer obras y autores que difícilmente están en las librerías convencionales.
Escoger un libro es arriesgarte a equivocarte, porque ni las reseñas de las contraportadas, ni las críticas en los suplmentos ni las recomendaciones de los amigos te dan todas las pistas: siempre hay un elemento subjetivo que te impide identificarte en pleno con esos consejos. Incluso cuando abres un libro de un autor que te encanta, puedes defraudarte.
Pero ¡ay cuando aciertas!¡Qué placer tan enorme!
Un saludo

Ferragus dijo...

Razón tienes, Cecilia, al mencionar ese momento de acierto; queda entonces superado todo ese tiempo de espera.
Gracias por compartir tu punto de vista.

Un beso.