viernes, septiembre 13, 2013

La sonrisa de Neftalí

Por momentos se escapa la vida por mi cuerpo.
(Por momentos nada más);
se diluyen mis recuerdos,
los anhelos que inventé.
Y no es que mude en brisa,
o en algo espiritual.
Por momentos se escapa la vida por mi cuerpo.
(Por momentos quiere arrancar).

7 comentarios:

Anabel Rodríguez dijo...

¿por qué se escapa? ¿A donde se huye esa vida?
Me gustó mucho el poema, mucho , mucho

Ferragus dijo...

Gracias, Anabel; la verdad, evito este formato por los grados de dificultad que supone, pero ya ves: a veces no le hago caso ni al buen juicio.

PS
Olvidé lo que quería escribir aquí, algo parecido a un saludo, no sé; un beso amiga.

Diego dijo...

unos versos sencillos y profundos, esa dificil combinación.

Si se escapa la vida por el cuerpo, quizá sea más fácil atraparla y que le atraviese a uno. Así lo siento yo.

Un aabrazo

Ferragus dijo...

Me gustó esa posibilidad; esperanzadora, me atrevería a decir. Un abrazo, Diego.

Anónimo dijo...

Usted tendrá que considerar los aspectos dentro de un reto importante para uno de todos los sitios de blogs más beneficioso para todos los de la red. De hecho, me pueden sugerir que el sitio web!

Marcelo dijo...

por momentos me sucede lo mismo

Ferragus dijo...

Cómo me gustaría sentirlo de otra forma, o sencillamente no sentirlo.
Una grata sorpresa leerte, Marcelo; en ésta, tu casa.
Ps
Usted, señor, es un barón.