domingo, diciembre 21, 2008

Sueños

Nada cansa de tu figura.
Ni tus pasos, ni tu aliento.
Tiemblas con la sola idea de comenzar de nuevo. Cuántas veces te lo has prometido y a los que crees que te miran: “Esta noche no, esta vez lo lograré…” Y no obstante, al caer la noche y emerger los sueños, sale de ti, como si estuviese alojado en tus entrañas y sólo fueras un espectador o un contenedor de algo que aborreces; e imaginas lugares donde ocultarte, para que luego aquello no te encuentre a su regreso. Imaginas que lo engañas al mover las cosas o en repetir hasta el cansancio un sonido cualquiera casi convertido en mantra. Pero no puedes: Ahí viene de vuelta de su cacería onírica, dispuesto a devorar tu frágil cuerpo. Ya no depende de ti, te lanzas sobre él desgarrando su cuerpo con tus dientes, los alaridos que emite de dolor consume el oxigeno de tu entorno, te ahogas. Despiertas.
Nada cansa de tu figura.
Ni tu risa, ni tu intento.

8 comentarios:

ANABEL dijo...

Me ha entusiasmado el comienzo y final de tu texto, muy amoroso, enamorado, poético. Nada cansa de tí tampoco Ferragus. El nudo, ¿me preguntas por el nudo?. La devoradora de pesadillas diría yo, el ataque final no puede ser un intento vano, al menos eso espero.
Me gustó mucho, besos.

Ferragus dijo...

Bien apreciada, Anabel. Descuida: No es un intento vano. Las luchas que se acometen en nombre del amor, liberan al que solloza en las sombras de un mal sueño.

Un beso, Anabel.

Cecilia Alameda Sol dijo...

Qué bonito que alguien te diga eso: nada cansa de ti. Es un verso tan rotundo...

Ferragus dijo...

Qué agradable es leerte, Cecilia.
Razón tienes: Nos hace bien esas palabras, nos conmueve en la dirección correcta.

Un beso, Cecilia.

sentires dijo...

¡Qué bien dicen tus palabras de los sentimientos que anidas!
Nadie permanece oculto del todo cuando se deja ver en letras.
Sólo hace falta leer en el mismo idioma, creo.
Un abrazo,
Vivi
PD cada vez que escribo "creo" no creas que responde a un indicio de inseguridad. Intento que no se evidencie 'demasiado'que afirmo con rotundez (¿existe el adjetivo? suena bonito, dejémosle)

Ferragus dijo...

Viviana, amiga (Viviana)
Cuánto alegra tu vista. Traes mirada certera.
Entiendo tu “creo” no desde su expresión puramente verbal, sino más bien, como discreción que se manifiesta a través tu natural nobleza.

Besos, cruzan cordilleras.

SBM dijo...

Hola amigo Ferragus. Un placer leerte. La noche, la soledad del sueño es el perfecto lugar donde habitan los moustros.
Felices fiestas.

Ferragus dijo...

Qué bueno tenerte por estos lados, estimado SBM. De niño siempre me provocó angustia el ‘despertar’ a los sueños. Moverme por aquellos lugares, que como bien señalas, también eran habitados por monstruos.
Te dejo un abrazo y mis mejores deseos, estimado amigo.

Ten salud.

PS
Recordé un texto que publicaste en tu blog, sobre tu afición a las películas de terror que veías durante tu infancia.